domingo, 21 de febrero de 2010

Bach Bourre de la suite para laud 1 en mi menor BWV 996

La música de Bach, en especial aquella para teclado, ha sido una gran fuente de inspiración para dedicarme a la música, en mis escasos ratos libres. Luego de escuchar la maravillosa obra "Variaciones Goldberg", supe que tenía que tocar a este compositor, pero el grave problema era que me encontraba en una lejana provincia africana, sin orientación, profesor de piano y lo más grave, sin partituras. Todas las partituras de mi padre son de guitarra, pero una de ellas era de Bach, las suites completas para laúd, transcritas para guitarra. Con mis rudimentarios conocimientos de música y con el tecladito PT-100, hice esta transcripción, la primera obra que toqué al teclado.








Debo acotar que no solo mi amigo Lizardo, si no otros compañeros de la promoción XXXIII también se alucinaban con la "Serie Rosa" al escuchar esta interpretación, pero así es la música, siempre será noble si es capaz de despertar cualquier clase de sentimientos.

4 comentarios:

Lizardo Cruzado dijo...

Querido Tony: cuánto me place escucharte a la distancia, tal si aún estuviésemos en tu depa de avenida Larco (al que bautizaste como antro de tú ya sabes qué) y no mediase el inmenso charco de tiempo y de agua entre ambos. Un abrazo a la distancia.

Tony Chávez Uceda dijo...

Gracias estimado amigo: no te preocupes, en otros post también incluiré otras humildes interpretaciones de los genios de la música

Karen Morrison dijo...

Tony!!!

Por fin tengo un poco más de tiempo para comentar, ando muerta con el trabajo jaja...

La música es uno de mis temas favoritos, es increíble el poder que tiene para transmitir, para sentir, y para acompañarte en cualquier situación... que bien que toques un instrumento, yo me quedé con las ganas de la guitarra, practiqué alguna vez, pero lo dejé...
y bueno, tocas muy bien, me gustó mucho.

Te mando un beso, muchos saludos!!!

K-M-

Tony Chávez Uceda dijo...

Gracias por tus elogios Karen, me ha costado mucho dominar en algo el piano. Es un instrumento que exige mucha paciencia. Algo me ayudó comprender la idiosincrasia de mis paisanos en Moscú y su visión del ensayo y el perfeccionamiento de la técnica. Espero que sigas visitando mi espacio digital, siempre eres más que bienvenida.