martes, 19 de marzo de 2013

El sueño ha resucitado



La resurrección de Lázaro por Geertgen tot Sin Jans


Como había mencionado en un post anterior, lo único que resucita en esta vida son el amor y los sueños. Este 2012 que pasó estuvo lleno de sucesos que llevaron mi vida en diferentes rumbos, con nuevos horizontes y renaceres inesperados. En una serie de conflictos a nivel laboral, de repente sentí la misma sensación dantesca descender por los senderos de la decepción profesional. La crisis se agudizó a mediados de mayo y de repente me di cuenta que no podía dejar muerto y enterrado mi sueño del cine. Quien sabe esa irresistible tendencia de crear imágenes que vistan a una música no podía ser un simple onanismo mental inconsecuente ni una vanidad pasajera. Es entonces como me decidí volver por las sendas de Truffaut y Kurosawa. Eran días en los que me encontraba escuchando una y otra vez la tercera balada de Chopin, en realidad, como parte de un proyecto de crear cuatro cortometrajes mudos en las cuatro baladas del genio polonés. La tercera balada, sin embargo, contenía una enorme cantidad de mensajes llenos de pasión y romance. 

Tomé la decisión de viajar a concretar el sueño de estudiar cine, y al final, formar parte de una comunidad de cineastas. Al residir mi hermano en la calurosa y sureña ciudad de Houston, se me dio por surfear un rato para conocer si existía alguna escuela de cine en esa ciudad, es así como llegué a este sitio.

http://www.nextactor.com/ 

Así sucede como en otras veces, me vi en los trámites de visa, pasajes, itinerarios, coordinaciones. Me alegró mucho que se decidieran aceptarme, no había marcha atrás. Iba a filmar la historia que me inspiraba la tercera balada de Chopin, y lo iba a hacer en el país al que alguna vez consideré un enemigo de proporciones nucleares.

La vía más económica desde estos lares al país yanqui es muy larga y dilatada. 7 horas hasta Dubai, y luego 16 horas hasta Houston. El avión describe un enorme arco geodésico que cruza 9 husos horarios y virtualmente más de una tercera parte del mundo. Así llegue a integrarme a este muy genial grupo de amigos, y sin mayores preámbulos, he aquí el fruto de esa estancia tejana. La historia de un pianista que recuerda como conoció a su esposa mientras toca la tercera balada de Chopin. 






Debo acotar que Next Actor Studio me ha concedido el honor de incluir mi cortometraje en la sección de películas de estudiantes, les estoy muy agradecido por esa deferencia.

3 comentarios:

Roberto Marcos dijo...

hola amigos blogueros. os dejo un enlace a mi blog, que es de mis aventuras como filmaker underground. http://persiguiendomydream.blogspot.com.es/

Tot Dental dijo...

Felicidades por este nuevo proyecto de vida que deseo sea de éxito y visto el corto estoy seguro de que así será.
Un saludo cordial y confianza.

José Manuel Brea dijo...

Perdona mi descuido, amigo Tony. Felicidades por este corto y mis mejores deseos en tu sueño de cineasta. Largos son los caminos, pero sin ellos no viviríamos.
Un abrazo y mucha suerte.